Decíamos en nuestro último artículo del Albacete Balompié que los manchegos se aferraban a Segunda y, tan sólo dos jornadas después nos reafirmamos en lo dicho y con más convicción si cabe.

Y es que el estado de euforia en que se sumió el club tras derrotar a uno de los candidatos al ascenso, la U.D.Las Palmas, se desinfló un poco tras el pinchazo en Butarque, donde el Alba cayó por dos goles a cero. Pero es volver al Carlos Belmonte y recuperar la sonrisa.

El club, bajo lemas como “Juntos lo conseguiremos” o “Sólo juntos podemos lograrlo”, ha hecho continuos llamamientos a la afición durante toda esta segunda vuelta para lograr conseguir la permanencia. Iniciativas destinadas a captar socios o a premiar la fidelidad de los abonados, así como descuentos en las entradas con el fin de hacer del Carlos Belmonte, en esta recta final de temporada, un fortín. De momento dichas decisiones han dado resultado y la afición ha respondido alentando a los suyos.

Un ejemplo de ello es la victoria del pasado sábado ante un rival directo por el descenso como es el Recreativo de Huelva, al que el Albacete se impuso por tres a goles a uno. Empezó marcando Samu de penalti a los siete minutos de juego y Dorronsoro se enfrentó bien a las ocasiones de peligro en forma de contragolpes de los onubenses. En el minuto 35 Jiménez fue expulsado por doble amarilla y el Recre se vino abajo, sobre todo tras el gol de Keko en el 42. Domínguez acortó distancias nada más entrar en el terreno de juego, pero en el 86 Rubén Cruz atajó el arreón visitante con el 3-1 definitivo.

Con esta victoria el Albacete se coloca a ocho puntos de los puestos de descenso y deberá imponerse este fin de semana a otro rival directo como es el Osasuna si quiere seguir respirando los aires de la Liga Adelante.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.