Los futbolistas son los que se llevan todos los focos y portadas pero son ellas, las futbolistas, las que tendrían que ocupar el primer lugar en los informativos: porque ellas también son de Primera y por su lucha y sacrificio para poder conseguir hacer lo que más les divierte: jugar y competir en Primera División.

El Oviedo Moderno es un club humilde que trabaja la cantera cuya gente trabaja y lucha de forma ejemplar por el fútbol femenino: desde sus jugadoras en equipos en todas las categorías, pasando por el cuerpo técnico y presididos por Beatriz Álvarez Mesa (ex-jugadora del club).
Las jugadoras del primer equipo invadieron las redes sociales con mensajes de enfado ante la sorpresa que se encontraron en el entrenamiento del pasado día 18.

Ane mandandoDesde El Vestuario nos pusimos en contacto con Ane Otxoa de Zuazola, portera del Oviedo Moderno.

“La portería había desaparecido”

Ane, la semana pasada pudimos leer en las redes sociales que al llegar al entrenamiento os encontrasteis con que os faltaba la portería. ¿Qué pasó exactamente?
Llegamos al entrenamiento y nos encontramos sin la portería portátil que tenemos en las instalaciones del Díaz Vega (campo de fútbol donde entrenamos y jugamos). Esta portería es del club, del Oviedo Moderno. El entrenador del equipo infantil (el primero en entrenar 5:30-6:30) fue el que se dio cuenta de que la portería había desaparecido.

¿Fue por sorpresa? ¿No hubo previo aviso?
Sí, fue una sorpresa ya que nadie nos había avisado de esto. Además fue de un día para otro ya que el día anterior se estuvo utilizando.

¿Qué hicisteis al ver que faltaban las porterías?¿Cómo reaccionó el entrenador?, ¿la presidenta?
Nos quedamos muy sorprendidas, yo no me lo podía creer. Tenemos muy poco material y entre ese material está la portería portátil. Nos enfadamos mucho porque nos parecía vergonzoso que sin avisarnos nos la quitasen y más siendo un equipo de PRIMERA DIVISIÓN. Juntas decidimos comunicarlo por las redes sociales para que viesen cómo se nos ha tratado o mejor dicho cómo se ha tratado al fútbol femenino de Primera División en Asturias. El entrenador reaccionó igual que nosotras, enfadado y sorprendido. Al día siguiente la presidenta se puso en contacto con el Ayuntamiento para tener una explicación y para ver si se podía solucionar el problema.
¿Qué explicación os dieron tras haberse llevado las porterías?
De momento lo único que sabemos es que el Ayuntamiento nos quitó las porterías y el club está intentado llegar a un acuerdo para solventar la situación, que esperemos que sea cuanto antes.

EscudoOviedo Moderno: Por y para el fútbol femenino

El Oviedo Moderno es un club ejemplar que cuida la cantera femenina como pocos. Dispone de ocho equipos desde las prebenjaminas (4-8años) hasta el primer equipo en Primera División. Los ocho equipos entrenan y juegan en el Manuel Díaz Vega, un campo municipal de hierba artificial situado en un barrio de Oviedo llamado La Corredoría.
Un equipo de Primera División pero con unas condiciones impropias de un equipo de Primera División: entrenar en medio campo, compartir vestuario con los demás equipos del club, no disponer de un médico para el equipo (disponen de una fisio que se ocupa de más de 120 jugadoras del club), material muy limitado y por supuesto, un presupuesto pequeño.

¿Qué se podría hacer para mejorar vuestra situación?
Para mejorar nuestra situación lo que habría que hacer sería apostar más por el fútbol femenino, obtener el apoyo de patrocinadores y también de los medios de comunicación. Sí que es verdad que todo va avanzando pero muy lentamente.

¿Cómo definirías al Oviedo Moderno?
El Oviedo Moderno es un club con un presupuesto muy humilde que trabaja por y para el fútbol femenino. La presidenta Beatriz Á,lvarez Mesa es una persona muy trabajadora que conoce perfectamente la evolución del fútbol femenino. Cuenta con un equipo técnico muy unido. Todos los técnicos intentan enseñar a las jugadoras desde la base lo que se quiere hacer en el primer equipo por si el día de mañana tienen la oportunidad de debutar, y controlan la evolución deportiva de cada jugadora: cuántos minutos juegan, los entrenamientos que hacen, etc. Este club aparte de enseñar a jugar al fútbol enseña valores como la educación, el esfuerzo y el sacrificio y creo que gracias a eso ha conseguido llegar tan lejos. Es un equipo que tiene el privilegio de tener un psicólogo deportivo, cosa que a día de hoy muy pocos equipos femeninos pueden decirlo; entre todos apoyan a las jugadoras sobre todo del primer equipo y segundo equipo con temas extradeportivos.

Ane Otxoa de Zuozola, de PrimeraSque de puerta

Ane, tú llegaste al Oviedo después de jugar en el Athletic. ¿Qué diferencias hay entre un club y el otro económicamente: instalaciones, prestaciones, desplazamientos…?

La verdad que tengo mucha suerte de haber podido jugar en un gran club como es el Athletic y a día de hoy poder jugar en otro gran club como es el Oviedo Moderno. Son dos equipos muy diferentes sobre todo a nivel económico ya que el Athletic dispone de las instalaciones de Lezama con 7 campos de fútbol, entre ellos 3 de hierba natural, donde juega el equipo femenino. Allí hay médicos y fisios para todas las categorías y se entrena en mejores condiciones. La mayoría de los viajes se hacen en avión excepto si el destino es cercano. Además se dispone de un vestuario para cada equipo. Otro de los privilegios del Athletic es que a día de hoy las jugadoras son profesionales con todo lo que ello conlleva, así como poder cotizar para la Seguridad Social.
En el Oviedo Moderno, tenemos que compartir vestuario con las otras compañeras del club, y entrenamos en condiciones peores (medio campo, peores horarios, una fisio…) Los viajes se hacen en autobús, viajando muchas veces de noche.
Son dos equipos diferentes pero estoy muy agradecida a ambos por el trato que me han dado y todo lo que he aprendido de los dos.

En el plano personal, ¿estás contenta en el Oviedo? ¿Hasta cuándo tienes contrato?

Sí, en Oviedo estoy muy contenta. Es una experiencia nueva, vine sin conocer a nadie pero de la que no me arrepiento porque me está enseñando mucho deportivamente y personalmente. Se me hace raro no poder estudiar en Euskera pero gracias a mis compañeras del equipo y universidad todo ha ido mucho más fácil y rápido de lo que creía. Además tengo la suerte de que aparte de jugar en Primera División estoy entrenando al equipo alevín de las categorías inferiores del Oviedo Moderno con otro entrenador (Icaro Obeso) al que estoy muy agradecida ya que estoy aprendiendo mucho, sobre todo a valorar el trabajo de la cantera. Mi contrato finaliza este año, ya que solo firmé por un año.

Esta es la situación del Oviedo Moderno y de muchos equipo de fútbol femenino. Está en manos de todos mejorar la situación de estos clubes; desde la administración y otros sectores como los medios de comunicación se debería mostrar su apoyo al fútbol femenino en particular y al deporte femenino en general. Es verdad que se ha evolucionado pero todavía queda mucho camino por recorrer, quizás más del que se quiere hacer creer.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.