El mes de septiembre es el mes de la vuelta al trabajo tras las vacaciones, la vuelta al cole, la vuelta a la rutina, la vuelta al gimnasio, la vuelta a la dieta sana… y septiembre es también el mes de los coleccionables. Los anuncios de los mismos son como una agenda que me recuerda esa vuelta a todo.

Increíble la cantidad de coleccionables que nos podemos encontrar en los kioscos: carros de combate, vestidos para muñecas, coches antiguos, abanicos, motos, pitufos… Sin embargo, a mí lo que me gusta coleccionar es instantes: instantes especiales, sentimentales, felices, amorosos… esos instantes en los que la luna se detiene a saludarte antes de seguir su camino; o aquellos en los que uno se queda sin aliento; esos instantes de una belleza hipnótica imposibles de olvidar aunque se busquen razones para hacerlo.

En mi colección de instantes, que acumula los mismos años que yo, existen infinidad de instantes txuriurdin. Instantes que me hicieron vibrar, saltar, llorar… vivir. Instantes que emanaban emociones positivas y que disfruté con gente muy especial en mi vida. Esos momentos especiales que quedan inmortalizados en nuestra memoria como si hubieran sido captados por una cámara. Abrir la caja de mis instantes y volver a soñar con aquellos momentos es uno de los regalos que me ofrezco a mí misma cuando necesito un soplo de brisa. Sólo los que amamos el fútbol sabemos que es un mundo que está lleno de instantes especiales que tatuarán nuestros recuerdos con los colores de nuestro equipo.

Hace mucho tiempo, demasiado, que no encuentro ningún instante que añadir a mi colección. Mis instantes son antiguos y permanecen en el recuerdo como aquel primer beso de amor. Ya ni me acuerdo cuándo añadí el último momento especial y lo más triste es que las últimas temporadas, los resultados, las noticias, los fichajes y no fichajes, las lesiones “forever”, el ambiente, el juego… todo indica que mi colección seguirá estancada e incompleta como esas colecciones olvidadas en un rincón del trastero.

Y ahora que estamos ya en septiembre, ¿encontraremos, por fin, instantes para añadir a la colección, Real Sociedad? ¿podremos disfrutar de esos instantes que tanto ansiamos? ¿volveremos a a encontrar piezas que añadir a nuestra colección? ¿eh? ¿Real Sociedad? Como coleccionista de instantes necesito más fascículos en txuriurdin.

Sobre El Autor

Elisa Manterola

"Salir a ganar, negarse a perder" Thomas Rongen.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.