Y colorín colorado, el cuento se ha acabado… lo que parecía una historia sin fin con escalofriante nudo, ha tenido un sorprendente final. El Camp Nou, así sin más, este ha sido el desenlace.

Lo que pocos predecían y menos aún apostaban, así ha sido el resultado. La Copa del Rey de 2015 se va a jugar en el Camp Nou. FC Barcelona y Athletic jugarán la final de la Copa el próximo 30 de mayo en el estadio de uno de los aspirantes al preciado triunfo. Sorprendente pero así lo ha elegido la Junta Directiva de la Federación en la reunión.
Después de días barajando opciones, posibilidades, descartando estadios y creando polémica alrededor de la sede, asunto terminado.

Descartado el templo del Real Madrid, olvidados los dos estadios dispuestos a albergar la final…. reunión compleja.

El Athletic apostaba por el Benito Villamarín y el Barça quería jugar la final en Mestalla por su proximidad… Tras la primera votación entre las opciones Mestalla y Villamarín o bien San Mamés y Camp Nou ganaba con 27 votos la segunda opción. Sin embargo, era decisión de la Federación que preside Villar decidir el día, la hora y el lugar de encuentro después del desacuerdo entre los aspirantes.

Al final, ganaba el estadio de la ciudad Condal. Una opción que no gustaba a más de uno. El primero en demostrar su disconformidad era Josep María Bartomeu que argumentaba su opinión desfavorable al Camp Nou diciendo que traía mala suerte jugar una final en casa. De hecho, votó en contra.

El Camp Nou, uno de los estadios con más capacidad será la sede la primera copa del Rey presidida por Felipe VI y con ambos equipos dispuestos a llevarse el trofeo.

El FC Barcelona ansiado por seguir con su buena racha y dispuesto a lograr triunfos. Por su parte, los vascos pretenden levantar el título 31 años después. Señoras y señores, acaba un cuento pero ahora empieza el cuento del triunfador.

Sobre El Autor

Mireia Morais

“No hay nada más peligroso que no arriesgarse.” Pep Guardiola.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.