Abrochado el cinturón, himno a modo play y dispuesta a vivir el que podría ser el último paso antes de poder asegurarse la primera final de la temporada. ¡Ya pueden saltar los jugadores sobre el terreno de juego que estoy lista!

Los hombres de Luis Enrique no pueden fallar esta noche ya que se presenta el encuentro como uno de los partidos más relevantes de la temporada. A pesar de la ventaja azulgrana, tras el 3-1 en el encuentro de hace dos semanas, el Villarreal está más vivo que nunca y saltará en el Madrigal vestido de gladiador. Sus últimos resultados, su buen momento táctico y su máxima motivación al poder llegar a la primera final de su historia son algunos de sus complementos. Saldrán confiando en la remontada y queriendo ser profetas en su estadio. Razones más que suficientes para obligar a los culés a no confiarse.

Por su parte, el panorama azulgrana es positivo. Ganaron y pretenden no dejar escapar el encuentro. Lejos de rendirse, el FC Barcelona luchará para derrotar la amenaza amarilla y con ganas de estrenar la era Luis Enrique con título. Tras la irregularidad, parece que poco a poco se ha recuperado su particular esencia. Olvidando los temas extradeportivos que separan a propios y extraños y centrándonos en la unión del equipo y su momento, el Barça se muestra prudente pero dispuesto a salir victorioso.

Un duelo capitaneado por asturianos que no dan por hecho nada, en donde su titularidad se gana, donde el contrario ha sido analizado con lupa y en una noche que se prevé espectacular. No vale ser bueno, ni es suficiente con salir a la contra. Tampoco valen las ganas. Solo es posible marcar, marcar, ganar y ganar. Este es el paso a seguir para salir vencedor. Este es el único camino para llegar a conquistar la Copa del Rey. Así que…. Que empiece el espectáculo de esta gran competición, la Copa de la vida.

Sobre El Autor

Mireia Morais

“No hay nada más peligroso que no arriesgarse.” Pep Guardiola.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.