Alemania 1909. La cuenca del Rurhr veía nacer a un equipo de fútbol que estaría llamado a ser uno de los grandes del país: el Borussia Dortmund. Fundado un 19 de diciembre, es uno de los clubes más laureados del país germano. Cada fin de semana miles de aficionados se dejan la garganta en el Signal Iduna Park, con el promedio de asistencia más elevado de la Bundesliga. Ahí seguían cuando en 2005 el club rozaba trágicamente la bancarrota, ahí siguen hoy, que el conjunto que dirige Jürgen Klopp, atraviesa uno de sus peores años.

Las alarmas han comenzado a sonar en el Borussia, aunque las esperanzas no se han perdido ni de lejos. Vivos en la Champions, donde las cosas sí que están saliendo, han llegado a ser los colistas de la competición alemana. La marcha de Lewandoski esta temporada, parece haber afectado a los hombres de Klopp mucho más de lo que en un inicio se esperaba. Los rumores sobre Reus también. Pero el compromiso de estos jugadores está por encima de todo eso y el mismo Marco ha renovado ya hasta 2019.

Gestos que no se ven en España eran noticia estos días. Jugadores que piden perdón a la incansable afición por los malos resultados. Eso sí, la suerte al fin ha llamado a la puerta de los alemanes y, con dos victorias consecutivas, la ilusión vuelve a los pies de estos jugadores. Como no podía ser de otra manera, ha sido Reus el que ha liderado este giro de 180º en el que el triunfo vuelve a ser posible.

Malas sensaciones pese a todo para un Borussia que no consigue remontar. En su último encuentro en casa, los locales firmaron una nefasta primera parte, encajando primero un gol en contra, que no hizo sino poner de relevancia que los grandes no se encuentran cómodos al final de la tabla. Se atropellan, se ponen nerviosos y el juego sobre el campo se precipita. Un cúmulo de circunstancias que simplemente hacía pensar que no había forma de mejorar. Las posibilidades aún están sobre la mesa y Klopp deberá esforzarse por hacer que los suyos continúen por este camino. No es fácil levantar los ánimos de un grupo que, aunque hace las cosas bien, no consigue las victorias que necesita. Sin duda, las sensaciones desde fuera no son las mejores.

Con la mitad de la temporada ya disputada y Reus aparentemente recuperado de la lesión que le ha mantenido en muy baja forma, este podría ser el momento de la estoica remontada de un Dortmund que siempre será grande.

Sobre El Autor

Laura Tirado

"Conseguir nuestro sueño pasa por ser valientes." Jürgen Klopp.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.