Lo que le faltaba a Osasuna. Si no tenía bastante con toda la trama de corrupción y amaños en la que se ha visto envuelto, ahora pierde el encuentro frente al Racing de Santander (2-0), equipo en posiciones de descenso, y deja al conjunto navarro con 30 puntos a dos del abismo.

El momento tan convulso que están viviendo los rojillos no se lo desean a nadie. Este sábado se decretó prisión incondicional sin fianza para el exdirigente del Club, Txuma Peralta y prisión eludible bajo fianza de 500.000 euros para el expresidente de Osasuna, Miguel Archanco. Todo son problemas. Y no solo eso, sino que también están involucrados Patxi Puñal, el cual se retiró el año pasado tras estar 13 en el Club, y Damiá, hoy del Middlesbrough inglés, como jugadores. Además del expresidente Patxi Izco, el exgerente Ángel Vizcay, el exvicepresidente Juan Pascual y el director de la Fundación Osasuna, Diego Maquirríain, los cuales fueron puestos en libertad con cargos en la noche del viernes.

De lo que se les acusa es de irregularidades en los fondos, con una desaparición de al menos 2,4 millones de euros de las cuentas del Club. Así como la querella presentada por la Liga de Fútbol Profesional (LFP) por un supuesto delito de apropiación indebida y otro por un supuesto amaño de partidos de la temporada pasada. De hecho, la compra de encuentros es lo que más ha tocado la fibra sensible de Osasuna, ya que puede meterse en un buen lío.

Al equipo navarro le gustaría hacer borrón y cuenta nueva, pero ya es demasiado tarde. La losa que tienen sobre ellos es bastante pesada, debido a que es una de las investigaciones más importantes que se han hecho a un equipo de fútbol español. Osasuna nunca se había visto involucrado en nada igual. El descenso del año pasado, la mala racha en segunda división y ahora los amaños ha sido la gota que ha colmado el vaso.

Lo que se ha formado en Osasuna es una mezcla explosiva entre lo deportivo y las irregularidades en las cuentas y todo junto ha estallado. Por ello, desde la actual junta directiva van a hacer todo lo posible por limpiar el nombre de Osasuna. El actual presidente, Luis Salbalza, aseguró en El Larguero que “hay que seguir por el camino de la honradez y levantar el ánimo para que el nombre de Osasuna vaya por todo el mundo”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.