“Pienso día y noche en este partido, el más importante de mi vida”. “Sabemos la responsabilidad que tenemos y lo que hay en juego”. El capitán, Oier Sanjurjo y Roberto Torres dejaron muy claro lo importantes que son estos dos últimos encuentros para Osasuna, y ya no eso, sino que se están jugando la vida: permanecer una temporada más en Segunda o descender en el intento. Pero cuidado con ese descenso a Segunda B que tiene trampa, ya que podría propiciar la desaparición de un club histórico. El mismo técnico, Enrique Martín aseguró antes de verse las caras con el Leganés que se estaban jugando la vida a falta de tres jornadas. No andaba muy desencaminado.

El equipo navarro está con 41 puntos situado en la zona caliente, empatados a puntos con el salvado decimoséptimo clasificado, el Racing. Por lo tanto, no solo dependen de ellos mismos, sino también de que en Santander pierdan, debido a que los mismos puntos les dejan por debajo de los racinguistas y por lo tanto en el abismo. Lo malo de estas dos últimas ‘finales’ es que los rojillos se enfrentan al Recreativo y al Sabadell, equipos cuyo sueño también es salvarse. La mala suerte ha hecho que en estas jornadas se enfrentase a dos conjuntos que pelean por esa salvación tan deseada y por ello, conseguir un año más seguir en la Liga Adelante.

Si el pasado fin de semana Osasuna hubiese podido ganar al Leganés, otro gallo cantaría. Estuvo a punto, ya que la plantilla madrileña empató en los minutos finales y echaron por la borda la alegría de los rojillos por verse salvados a falta de dos jornadas. Pero como nadie dijo que la vida fuese fácil, quien algo quiere algo le cuesta, por lo que el equipo de Enrique Martín tiene claro que son dos encuentros a vida o muerte en los que se juegan absolutamente todo, hasta su propio orgullo. Ahora más que nunca toda la plantilla de Osasuna tiene que estar lo más involucrada posible para intentar mantenerse en el lugar al que cayeron el año pasado, en Segunda División.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.