Aún recuerdo el enorme disgusto que me llevé la pasada temporada cuando Filipe Luis y Atlético de Madrid hacían oficial la marcha del jugador al Chelsea de Mourinho. Se iba junto con Courtois y Diego Costa y dejaba totalmente desangelada mi banda izquierda. No solo eso. Perdíamos a la pareja de Arda, al que aportaba el equilibrio a un bloque que más tarde veríamos, partido a partido, que le necesitaba mucho sobre el campo. Y no es que Siqueira fuera un mal jugador, que no lo es, es solo que es complicado cubrir el hueco que dejaba un lateral de la calidad del brasileño. Sencillamente, le hemos echado de menos.

Eso sí, no nos hagamos los locos con todo esto. El que más ha echado de menos aquí ha sido Filipe. Uno de los imprescindibles de Simeone pasó a ser un jugador más bajo las órdenes de Mou. Un suplente. Un defensa para dar descanso a los titulares. Que no se te olvide nunca Filipe, que somos más que conscientes de qué ha pasado esta temporada. La afición ha seguido los pasos de los que se marcharon a la Premier y se sabe parte de un equipo al que muchos quieren venir, aunque otros prefieran campos más verdes.

15 han sido los partidos que ha disputado el brasileño la pasada campaña, con apenas 900 minutos sobre el terreno de juego. Tampoco ha sido un año en blanco. Volvía a ganar el título de campeón nacional, aunque esta vez lo hacía en la liga inglesa y se hacía con la Premier. Aunque la realidad es que no ha sido tan necesario para ello como lo fue en su día en el Atleti. Es tan sencillo como que, de media, el defensa nunca bajó de los 30 partidos por temporada en los años que estuvo vistiendo la rojiblanca. Goles y asistencias completaron la historia como atlético del brasileño.

Querido por la afición, su vuelta es sin duda una de las grandes noticias del verano, junto con la lista de fichajes que han logrado completar desde arriba. Y es que, pese a la marcha de Arda, parece que este Atleti tiene buena pinta y que, ahora que Filipe Luis vuelve a ser el dueño de una de las bandas, el equipo volverá a funcionar como nos tenía acostumbrados. De momento ha firmado por cuatro temporadas, aunque ya se sabe cómo es el mundo del fútbol, podría marcharse mañana mismo sin darnos tiempo a despedidas. Bienvenido, otra vez, a tu casa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.