“A esta Liga le faltaba un buen pepino”. Así fue el primer eslógan del Leganés en Segunda. Y tenía razón.

Hay equipos que caen bien y otros que caen fatal y a veces me pregunto de qué depende. ¿De la actitud de su entrenador, de la historia del club, del comportamiento de los aficionados, de las victorias o derrotas de los jugadores, del trabajo del departamento de comunicación? En el Lega lo tienen todo. Una presidenta cercana, un muy buen entrenador, unos jugadores comprometidos, una afición ejemplar y una comunicación muy ingeniosa; de la que te hace querer abonarte, vamos.

Y es que tan importante es ser bueno como parecerlo. No me corresponde a mí hacer una valoración de la temporada del equipo porque para eso está el cuerpo técnico y los propios protagonistas, pero el trabajo  que se ha hecho este año desde la sombra del conjunto pepinero es encomiable.

Desde aquel primer eslógan tan atrevido, aunque modernizado, del estilo de “SEXO. Ahora que he captado vuestra atención…”hasta conseguir viajar en el tiempo para hacer revivir a sus aficionados uno de los momentos más dulces de su historia, se han superado en cada campaña, en cada previa, en cada tuit. Y lo mejor es que ahora “al Lega le crece”. Le crece la afición, las ganas, la ilusión, la constancia…hasta el césped es ahora más grande que nunca. Y no es para menos. Hasta el pecho debería crecerles para que le cupiese tanto orgullo pepinero.

Este equipo se ha ganado el respeto de todos los demás en muy poco tiempo, y lo ha hecho tanto dentro como fuera del campo. Y sí, amigos, el tamaño importa. Ahora podéis decir orgullosos que el Leganés la tiene enorme.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.