En estos tiempos, en los que los cobardes están a la orden del día, es complicado encontrar algo dentro de ti que te empuje a continuar pese a las adversidades. Como dicen, el que quiere encuentra el medio, quien no, excusas. Otra vez el azar ha puesto frente al Atlético de Madrid un rival complicado de batir. Un Bayern de Múnich que tiene el dominio absoluto de Alemania y que, para “facilitar” más las cosas a los indios, ha perdido los dos últimos años sus opciones de ganar la Champions frente a Real Madrid y Barcelona. Nada de rencor frente a los equipos españoles. Un Bayern que, además, es más español de lo que ha sido nunca, con Pep Guardiola al frente y jugadores como Thiago Alcántara, Xabi Alonso o Javi Martínez en sus filas. Ahí es nada. Si queremos sumar una excusa más, es el último año de Pep al frente del equipo, por lo que luchará hasta el final por lograr el ansiado pase a Milán. Y os lo queríais perder.

kimmich

Pero ánimo, colchoneros. No hay que perder la fe. Ya lo dice una frase que se ha convertido en emblema para la afición del Atlético de Madrid: “nunca dejes de creer”. Los guerreros del Cholo saben lo que se juegan y si tenemos excusas para ser cobardes, más motivos tenemos para ser valientes y seguir caminando juntos hacia la victoria. Partido a partido, sí, pero seguros de que no son 11 los que luchan en esta semifinal. Son miles.

Frente a un rival que hace rememorar una de las peores pesadillas del Atleti, lo importante es alejarse de la imagen de equipo imbatible que ha conseguido labrar Guardiola. Ya lo hizo con el Barça. Los rojiblancos han de saberse justos merecedores de ser semifinalistas y ser conscientes de que para luchar solo hace falta valor. Juegan contra un rival con un estilo de juego ya conocido: mantener la posesión. El fútbol bonito, el de toque. Pero lo maravilloso de este deporte es que se juega de decenas de formas y que tan solo necesitan seguir siendo fieles a lo que representa el Atlético. No en vano Juve y Benfica ya han puesto contra las cuerdas al conjunto muniqués.

vidal

Labor del Atleti será frenar a jugadores como Douglas Costa o Thomas Müller, a un renacido Arturo Vidal o a una portería con uno de los mejores cancerberos alemanes como es Manuel Neuer. El Bayern de Múnich es, sin duda, el equipo más sólido de los cuatro semifinalistas. Al más puro estilo alemán, juegan como un bloque y muchas veces logran el triunfo en base a su perseverancia. Su línea de ataque es demoledora. Arriba cuentan con su punto fuerte.

Kimmich, el joven centrocampista reconvertido a veces en defensa por las bajas del Bayern, está dando también un gran resultado a Guardiola. Su creatividad y su talento sobre el campo, hacen que mejore con cada minuto disputado. La mejor baza para el Atlético, que habrán de aprovechar en el Calderón, son las dificultades atrás que en los últimos partidos está sufriendo el equipo alemán.

Antoine

El Atleti por contra es más inestable en su juego. Desarrolla partidos como el último de Champions frente al Barcelona, pero también es capaz de dejar escapar encuentros como el vivido frente al Sporting en Liga. No parecen encontrar los de Simeone la clave para la constancia, pese a que cuando las circunstancias lo requieren se ve a un equipo que va de menos a más. En estos momentos, gran parte de la plantilla está a su mejor nivel, con sus delanteros preparados para acabar con el eterno debate de esta temporada: el gol del conjunto rojiblanco.

Sobre El Autor

Laura Tirado

"Conseguir nuestro sueño pasa por ser valientes." Jürgen Klopp.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.