¡No tengan miedo al cambio!”, ha pedido el portugués Luis Figo, ex futbolista de Barcelona y Real Madrid, quien ha anunciado su candidatura para las próximas elecciones de la FIFA, a celebrarse el 29 de mayo en Zurich, en un suceso tan interesante como enigmático: ¿Es lo que realmente necesita el universo fútbol? O muy por el contrario… ¿Deberá él adaptarse al nuevo entorno?

Comencemos por el principio… El máximo organismo del fútbol mundial está encabezado, hace casi 17 largos años, por el suizo Joseph Blatter, un señor maravilloso que ha estudiado en la Universidad de Lausana y que cada vez que habla, crea polémica y que últimamente ha sido vinculado a una posible corrupción en las elecciones de Rusia y Catar como sedes de los mundiales de 2018 y 2022 respectivamente.

“Los que quieren deshacerse de mí, que lo hagan”, ha soltado, afirmando firmemente que “toda esta oposición está llegando desde la propia UEFA”, quienes cree “no tienen el coraje de venir a mí directamente”.

Sin embargo, se daría algo muy curioso. El francés Michel Platiní, presidente del órgano europeo e histórico rival de Blatter, no apoyará a ningún candidato del continente, sino al actual vicepresidente de la FIFA, Ali Bin Al-Hussein, Príncipe de Jordania y presidente de su Asociación Nacional, quien se ha llenado la boca divulgando transparencia.

Pues bien. Que la cosa viene de presidente de la UEFA por un lado, y candidatos europeos por el otro. ¿Casualidad?…

Allí hemos tenido a los franceses David Ginola (ex futbolista) y Jerome Champagne (¡Vaya apellido oportuno para un alto mando!), quien fuera vicepresidente desde 1999 hasta 2010. Ambos quedaron fuera por no conseguir los votos que los estatutos solicitan.

Se postula el presidente de la Federación holandesa, Michael Van Praag, el hombre que ha acusado a Blatter públicamente de corrupción y que también promete transparencia, pero que a la vez le ha ofrecido al suizo cargos como asesor a cambio de bajarse del caballo para la próxima elección, en lo que más parece un intento por hacerse de votos fáciles, que por quitar el “problema” del camino.

Y por último Figo… un ex futbolista, devenido en empresario, cuyo problema es que mira la reputación de la FIFA en este momento y no le gusta lo que ve. Básicamente, lo mismo que le pasa a la mayoría de los hombres y mujeres del fútbol. Ahora bien… hasta el momento, su mayor aproximación a un cargo dirigencial ha sido el ocupado en el Inter de Milán, equipo en el cual jugó los últimos cuatro años de su carrera.

¿A quién votaríais vosotros si fueseis presidentes de una Asociación Nacional? ¿A hombres que ya han ocupado el cargo? ¿A uno que se contradice a sí mismo con su discurso? ¿A un ex futbolista con mucha presencia, sapiencia y conocimiento del fútbol, pero sin carrera en esto de los escritorios?

Personalmente, he seguido a Figo durante toda su carrera y si bien soy de las que piensan que el cambio en FIFA no puede demorar ni un solo año más, no me gustaría perder el respeto que le tengo a su figura. No. No tengo miedo al cambio. Tengo miedo a que la FIFA no se adapte a su figura e ideales, y termine volviéndole frío y calculador como Blatter, que de momento, parece ser el único modelo que cuaja en el sillón presidencial de la multinacional.

Sin embargo, y siguiendo la filosofía de que más vale probar, equivocarse y volver a intentar… creo que al universo fútbol le vendría bien tener al mando a alguien que conoce el campo como ningún otro, y que sabe de la lucha que los futbolistas tienen contra los directivos en estos casos.

Creo que al universo fútbol le vendría bien tener al mando a alguien que priorice las necesidades de los verdaderos actores de esta gran película, y que no permita, bajo ningún concepto, que se elijan sedes como Catar, donde es imposible jugar a temperatura recomendable.

Creo que al universo fútbol le vendría bien tener al mando a alguien que siga la verdadera esencia de la revolución, nunca mejor definida como por boca del Che Guevara“No se lleva en los labios para vivir de ella, se lleva en el corazón para morir por ella”.

Sobre El Autor

Gaby Alonso

"El esfuerzo es la magia que transforma los éxitos en realidad" Diego Simeone.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.