El 25 de noviembre de 2015, Tiago firma una actuación espectacular sobre el césped del Vicente Calderón frente al Galatasaray. El portugués se siente cómodo llevando al equipo y, tras la marcha de Mario Suárez, su titularidad es aún más indiscutible. Se ha convertido en un fijo de los guerreros de Simeone y la grada se siente tranquila cuando es él quien dirige el juego. En cualquier jugada al azar, Tiago pelea por hacerse con el balón y, mientras está saltando para cortar un ataque, mira a su alrededor. Al caer al suelo ya es consciente de quiénes están cubiertos y de quién no, sabe qué quiere hacer con la pelota e inicia la jugada. En el último partido de Liga se acaba de convertir en el máximo recuperador. Con 34 años está en su mejor momento. Todos lo saben.

Pero la fortuna no siempre sonríe a los luchadores. En el partido frente al Espanyol, una jugada terminaba con el pilar de la medular rojiblanca. Tiago caía al suelo sumido en el dolor. Era el 28 de noviembre. Una rotura no desplazada en el tercio medio de la tibia derecha. Primeras alarmas apuntan a seis meses fuera de los terrenos de juego. El 5 rojiblanco se lo perdería absolutamente todo. Domingo. Operan a Tiago y se acortan los plazos. Vista la lesión e intervenido, serán cuatros los meses que no veamos al portugués. Volverá en marzo.

Tiago es un jugador que merece volver. Tiene que terminar esta temporada vistiendo la rojiblanca, tiene que ir con Portugal a la Eurocopa (la última que podrá disputar) y tiene que volver a enamorar con su juego. El Cholo le recuperó para el fútbol. Un pequeño amago pareció colocarle en el Chelsea, cuando todos se fueron a la Premier (Filipe, Courtois y Diego Costa), pero volvía al Atlético apenas un mes después. Tiago es de los pocos jugadores que en su día se bajó el sueldo para jugar en el Atleti. Y no es canterano, ni siquiera su vida ha estado ligada a la del Club. Simplemente quería estar en él y lo demostró.

Vuelve Tiago, vuelve pronto. Y mucha fuerza en tu recuperación. Será larga pero merecerá la pena. Estoy segura de que volveremos a verte sonreír (y llorar) vistiendo ese escudo que a muchos nos devuelve la ilusión, partido a partido. Por eso te esperaremos, con la ilusión contenida, en la grada de la que será siempre tu casa. Nos vemos en marzo, que sé que estarás para los momentos más difíciles que nos quedan por vivir.

Sobre El Autor

Laura Tirado

"Conseguir nuestro sueño pasa por ser valientes." Jürgen Klopp.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.