La Peña Blaugrana de Madrid, con casi 50 años de historia, es una de las más antiguas de España. Se fundó en 1968, cuenta actualmente con 119 socios y se encuentra cerca de uno de los lugares más emblemáticos de la capital: la puerta del Sol.

El presidente, y uno de los fundadores, es Esteban García Urbanos. Nacido en El Acebrón, un pequeño pueblo de Cuenca, y de padre y hermanos madridistas, lleva más de 20 años siendo socio del FC Barcelona aunque no especifica cuántos, porque según dice “no importan los años, lo importante es ser y no darse nunca de baja pase lo que pase.”

P. ¿Por qué decide fundar esta peña?

R. Porque nos gusta el fútbol. Éramos unos chavales y había muy pocas en el país.

P. Cuando se pasa caminando por delante, no hay nada que indique que es una peña del FC Barcelona, ¿se oculta conscientemente?

R. Sí. Si lo hubiera, estando donde estamos (muy cerca del kilómetro cero de Madrid) sería una irresponsabilidad muy grande por nuestra parte. Estamos convencidos de que iba a haber problemas.

P. ¿Han tenido ya alguno?

R. No, porque nunca hemos tenido nada expuesto.

P. ¿Es difícil ser culé en Madrid?

R. Ahora ya no tanto. Entonces sí. Empezaron a proliferar los extremismos en el fútbol, ya sabemos los nombres de todos, y era complicado. En el 68, en el 69, en el 76…sin embargo íbamos a la Cibeles y nadie, aun con el régimen anterior, nos lo prohibía, ni nadie nos ponía ningún obstáculo. Ahora en democracia no podemos ni acercarnos. Los primeros que se acercan a nosotros son los propios policías. Y yo me pregunto ¿dónde leches está la libertad? Y no quiero decir con esto nada político, yo soy apolítico pero me choca que antes podíamos acercarnos a la Cibeles y ahora no.

P. La Policía puede hacerlo por su seguridad, porque consideren que puedan tener problemas.

R. No, no. Le pongo un ejemplo: triunfo del Barcelona, al día siguiente a las tres de la tarde TVE nos llama para hacer un reportaje en la Cibeles con nuestras banderas. Acudimos tres o cuatro de la peña, fue un reportaje corto, cantamos el himno, ondeamos las banderas y gritamos visca el Barça. A los tres minutos y medio de acabar aparecen dos municipales, se dirigen al cámara y al reportero de TVE y les preguntan qué hacen ahí y quién les ha dado permiso. Como si hubiera que pedir permiso para ponerse cinco o seis personas a los pies de la Cibeles a hacer un reportaje. Si el reportaje no llega a estar hecho no nos habrían dejado hacerlo. Ahora bien, si en vez de ser nosotros hubiera sido el Real Madrid ni se molestan. Comprobado, lo hemos visto. Hay cosas que lo único que hacen es enrarecer el ambiente por parte de quien tenía que procurar todo lo contrario.

P. Este tipo de situaciones, además del hecho de vivir lejos, ¿le hacen ser más del Barça?

R. No. Ser del Barça no está relacionado con actitudes, actuaciones o rencores del otro lado. Ser del Barça es algo especial, es un sentimiento. Los que somos de fuera y somos del Barça, en nuestro caso caben pocas dudas porque son 48 años de barcelonismo en Madrid, peleando, trabajando y queriendo al Barça; es puro y también duro, pero aquí estamos. Nadie ni nada nos va a cambiar, ni independentismo, ni políticos, ni nada. Para nosotros el Barça es lo que es, el club más representativo de Cataluña y un equipo de fútbol y de muchos más deportes. Que es el único club del mundo que tiene múltiples disciplinas deportivas.

P. Pero la situación política ha afectado a los aficionados.

R. A algunos sí, para qué le voy a mentir. En cierto modo es lógico. Dentro de una asociación como la nuestra al haber diversidad de personas no todo el mundo piensa igual. Uno se lo toma de una forma y otros de otra. Yo le puedo decir cómo me lo tomo yo.

P. ¿Cómo se lo toma usted?

R. Con filosofía. Yo soy apolítico, no soy de los que dicen que si Cataluña se independizase rompería el carnet del Barça y no pisaría Cataluña.

P. ¿Lo dice por las palabras del presidente de la Peña Barcelonista de Móstoles? (Según recoge diario Gol, Juan José Martín dijo: “Me parece bien que el club se defina como catalanista, pero no como independentista. Si Cataluña se independiza, rompo el carnet del Barça”.)

R. Desconozco eso. Imagino que hay gente que lo haría pero yo desde luego no. Eso es mezclar churras con merinas. Si te gusta un equipo de fútbol por lo que te gusta nada ni nadie debe apearte de ese gusto, de ese hobby, de esa pasión, de ese sentimiento, llámalo como quieras. Eso es mostrar debilidad ante circunstancias externas que no tienen nada que ver con el fútbol.

P. ¿Qué le parece que se repartan estelades en los alrededores del Camp Nou?

R. El Camp Nou tiene muchas puertas. Antes de llegar hay un cordón, las reparten en la calle. ¿Quién le puede impedir a alguien en democracia…? Mire, eso no lo impiden, en cambio a nosotros en la Cibeles sí. ¿Quién le puede impedir a alguien que venda cualquier artículo? No es lo mismo una estelada que los símbolos nazis, una cruz gamada, eso sería muy fuerte, o algo que atentara contra el pueblo judío por ejemplo. Comparado con eso las estelades no estarán bien para la política pero se queda un poco light. No veo que haya que remover todo porque haya alguien vendiendo, que lo hace con libertad, y si se lo compran se lo compran y si no se lo tendrá que comer con patatas.

P. ¿Cree que se puede asociar Barça con independentismo?

R. Creo que sí. Pero creo que es la gente que, con todos los respetos, confunden churras con merinas. Para mí el Barça es un club catalanista pero no quiere decir que sea independentista. Hablo del club, no de las personas que lo rigen. El club, que yo sepa, no se ha manifestado en ningún sentido. Si las personas tienen unas ideas u otras es lo mismo que hemos dicho antes de nuestras asociaciones, cada uno piensa como quiere pero su obligación es respetar al club y trabajar para el club, no hacer política y ha habido quien lo ha intentado hacer. No se puede asociar catalanismo con independentismo. Lo primero es cultura, lo segundo es política. El Real Madrid es un club ‘madrileñista’ y el Valencia un club que lleva el valencianismo por bandera ¿eso es política? Lo que pasa es que Cataluña, al ser la primera Comunidad junto con Euskadi, que pregona esas ansias de independentismo se confunde el tema.

P. Algún presidente sí que se ha identificado con el independentismo y el club ha podido impregnarse de ese sentimiento, pero como peña ¿ha notado alguna diferencia en la relación con el club durante los mandatos de los tres últimos presidentes?

R. Todo lo contrario, normalidad absoluta. Joan Laporta estuvo en nuestro 35 aniversario y hablaba castellano. Hay gente que dice “es que hablan catalán”, el saber no ocupa lugar, trata de aprender igual que aprendes inglés, ¿por qué te va a sentar mal si es un idioma oficial y está de acuerdo con la Constitución? Yo tengo amigos que cuando nos reunimos hablan en catalán por inercia y cuando alguno se da cuenta dice “hosti tú, que está aquí el Esteban, vamos a hablar en castellano” y yo digo “no, hablad catalán, que yo lo que quiero es aprender, y si no entiendo algo lo pregunto, así que más trabajo para vosotros”. Otra cosa es, como pretendía alguien una vez, un peñista catalán en un congreso de peñas quería que se hablase en catalán, estaba Nuñez de presidente y le cortaron las alas. Se tenía que hablar castellano por respeto a todos los asistentes peñistas de fuera de Cataluña. Ahora el que quiera tiene a su disposición un pinganillo pata traducir a catalán, a inglés, a francés…porque hay peñas de todo el mundo. Si voy a Inglaterra y hablan inglés y me dan medios para entenderlo en mi idioma ¿qué problema hay? Todo depende de con quién se trate este asunto, creo que generalmente la gente opina como yo, aunque habrá excepciones, pero por eso somos plurales. El Barça valora mucho la cantidad de peñistas que hay fuera de Cataluña.

P. Es decir, el Barça no obliga a aprender catalán a todos los socios.

R. Eso no lo va a pretender nadie jamás, sería una atrocidad de cara a la cantidad de peñistas de fuera de Cataluña. El Barça eso lo valora mucho.

P. A la hora de viajar, teniendo en cuenta que la seguridad es cada vez mayor, ¿han tenido que cambiar los procedimientos?

R. La seguridad es la misma, lo que ha variado es que las localidades son nominativas por mandato de la LFP. Pone mi nombre y no se la puedo dar a otra persona. Si al pasar el torno no es la tuya y te pillan, te la requisan y no recuperas el dinero. No sé lo que te harán disciplinariamente porque está prohibido. Yo haré una propuesta para el único objetivo que tiene esa acción, que es identificar a alguien que no es el titular. Hay que pasar hambre y dificultades para pensar y tener ocurrencias. Yo no es que pase hambre (risas).

P. Deportivamente, ¿cómo ve al Barça esta temporada?

R. Evolucionando de abajo hacia arriba. Y al Real Madrid, sin que me lo pregunte, de arriba hacia abajo. No es fanatismo, es la realidad.

P. ¿Una porra para el Clásico?

R. 1-3. Ya lo he dicho y no voy a cambiar el resultado que luego todo se sabe.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.