Enfrentarse a un campeonato del mundo por primera vez es complicado, pero más lo es cuando todos los ojos están puestos en ti, bien por ser la favorita o porque te toque defender un título. Esa es la situación en la que está Japón.

Las niponas consiguieron proclamarse campeonas de la cita mundialista en 2011. Fue el primer país asiático en conseguir este título, arrebatándoselo precisamente a la favorita, Estados Unidos, que buscaba su tercera copa.

La absoluta también ha conseguido la Copa Asiática Femenina de la AFC en 2014 y el Campeonato Femenino de Fútbol del Este de Asia en dos ocasiones: 2008 y 2010.

Todas confían en Homare Sawa. La japonesa de 36 años es una de las estrellas del campeonato y una de las piezas clave del combinado nipón. Fue nombrada FIFA Balón de Oro, Balón de Oro del Mundial y Bota de Oro del Mundial en 2011.

En esta edición han empezado con buen pie. Una victoria por la mínima ante Suiza cerró la jornada inaugural del grupo C de este Canadá 2015 que promete deparar muchas sorpresas.

De momento el viernes 12 a las 19.00 (hora local) a Japón le toca enfrentarse con Camerún, en el partido que puede definir al líder del grupo. Bajo las órdenes de Norio Sasaki, quien dirige a las japonesas desde hace siete años, tratarán de revalidar un título que se vende muy caro.

Sobre El Autor

Antía André

"Ningún jugador es mejor que todos juntos". Alfredo Di Stéfano.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.