Juntos hacia la victoria. Cuatro palabras que adornan la grada, cuatro palabras que repiten entre dientes casi 60.ooo almas.

El desafío es difícil.

Resultado en contra, casas de apuestas en contra, fe (del resto) en contra… Y enfrente el mejor equipo del mundo. O, tal vez, sólo los mejores jugadores del mundo. El equipo, en este caso, juega de azul, y juega en casa.

El partido empieza horas antes en las inmediaciones del templo, pero lleva días jugándose en ordenadores, teléfonos, carreteras, puentes, balcones y ciudades de medio mundo. En corazones que laten más deprisa, en nudos en el estómago, en sueños en rojo y blanco.

Juntos.

Y al final, el desafío no era imposible.

 13 de abril de 2016. Atlético de Madrid-FC Barcelona. Cuartos de final de Champions League.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.