Portugal y Tahití perseguían la gloria ayer en el partido que proclamaría al campeón de la Copa Mundial de Fútbol Playa, en Espinho ante 3.500 espectadores.

Portugal 5 Tahití 3
Estas selecciones llegaron al partido definitivo  de muy distinta manera.
El anfitrión Portugal llegó a la final tras ganar a una potente Rusia que defendía el título de campeona. Sin embargo, los lusos ganaron con bastante facilidad a los rusos (4-2).
Más complicado lo tuvo la selección de Tahití que empató a seis con la potente selección de Italia y tuvo que jugarse el pase en la tanda de penaltis donde se impuso a los italianos por 3-1.

Portugal no quería dejar la oportunidad de ganar el mundial en casa y con el apoyo y empuje de su público. Tahití, en una progresión impresionante y tras llegar hasta ese punto, no quería dejar de firmar la confirmación de haberse convertido en una selección potente.Gol de Portugal

Antes del partido el seleccionador de Tahití declaró que aún a sabiendas de que los portugueses eran los favoritos, “la final es un sueño para nosotros y saldremos con la intención de jugar nuestro fútbol colectivo por el que se nos conoce”.
El entrenador de Portugal, Mario Narciso, quería quitarse la etiqueta de favoritos y temía el gran juego que la selección de Tahití ha practicado durante todo el campeonato.

Sin embargo, los lusos quisieron dejarlo claro desde el principio, muy principio ya que a los 3 segundos el capitán del equipo ya marcó el gol que abriría el camino para lograr el ansiado trofeo por primera vez en su historia. Aunque la selección de Tahití lo intentó una y otra vez, en ningún momento inquietó a la selección lusa que con un resultado de 5-3 se proclamó por primera vez  Campeona del Mundo de Fútbol Playa. Y la Copa se quedó en casa.

La bicampeona del mundo, Rusia, tuvo que conformarse con el tercer puesto del campeonato al batir a Italia por 5-2

Sobre El Autor

Elisa Manterola

"Salir a ganar, negarse a perder" Thomas Rongen.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.