rugby

“No sé si nos han presentado antes, pero yo soy el árbitro de este campo, no tú. Limítate a hacer tu trabajo y yo haré el mío. Si vuelves a gritar algo, lo que sea, voy a castigarte. Esto no es fútbol, ¿te ha quedado claro?

Tras ver esta noticia, recapacito sobre cómo ven el fútbol las personas que no entienden este deporte ni el motivo de su interés. Poco a poco se ha ido perdiendo el respeto, a los jugadores, a la afición y a sus equipos.

Para los que amamos este juego, lo llamamos fútbol, otros lo llaman deporte de masas; a los que luchan por ganar nuestro partido, les llamamos jugadores, otros les denominan ricachones; los que somos partícipes de un club, lo llamamos equipo, otros lo llaman empresas de influencias. Tal vez hayan sido  múltiples las causas por esta pérdida de respeto y parte de culpa recalque en los involucrados en este juego (directivos, jugadores, prensa y afición).

Negar la pérdida de respeto por causas ajenas al deporte, como la falta de educación en las gradas, las trampas de jugadores por engañar al árbitro o el tráfico de influencias en los palcos vip, sería una estupidez, como sería una estupidez pensar que el fútbol es solo esto. Que sea un deporte de masas no va ligado a la ignorancia de sus aficionados, tal vez debamos recapacitar también en esto; que sea un deporte de masas es significativo para entender que existe un ápice de arte y espectáculo en este juego para crear interés en millones de personas.

Si todavía no has entendido este sentimiento, como se dicen en muchos campos, “No trates de entenderlo…” pero si tienes curiosidad, aquí unos ejemplos:

Los fans

Los seguidores de los equipos, los fieles, los que no fallan, acuden a los estadios cargados de sentimientos dispuestos a animar hasta el pitido final y no solo van a insultar como puede parecer en las noticias cuando hay algún escándalo extradeportivo.

El respeto

El fútbol une valores en el terreno de juego como el respeto por sus rivales y el compañerismo en el equipo, apoyándose entre jugadores para sacar una victoria adelante u ofrecer un espectáculo de fair play a sus aficionados.

Los jugadores

Los jugadores de fútbol no solo realizan un deporte, realizan un espectáculo, una habilidad de juego de piernas con un balón que necesita del trabajo de un equipo para conseguir el objetivo de marcar gol en la portería contraría, todo este cóctel deportivo convertido en “fútbol arte”

La solidaridad

Son muchas las personas representadas por este deporte y el fútbol se une a múltiples causas solidarias por ser una plataforma mediática que hace llegar el mensaje a millones de personas.

 

La pasión

¿Será que nunca has visto ganar un partido en el último minuto? Porque en el fútbol se lucha hasta el final, hasta que no suena el pitido final el partido nunca está perdido.

El espectáculo

Una chilena, palomita, el escorpión, la tijereta o el sombrerito, son algunas de las jugadas que hacen del fútbol, fútbol-espectáculo.

¿En qué se parece el fútbol a Dios? En la devoción que le tienen muchos creyentes y en la desconfianza que le tienen muchos intelectuales. Eduardo Galeano – Fútbol a sol y sombra (1995)

 

Sobre El Autor

Lara Molina

“La camiseta del Real Madrid es blanca, se puede manchar de barro, sudor y hasta de sangre, pero nunca de vergüenza.” Santiago Bernabéu.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.