El Real Betis se sigue encontrando lejos del Benito Villamarín, esta vez en el Ciudad de Valencia frente al Levante con otro gol de oro de Rubén Castro.

Con la victoria del pasado viernes, nuestro Green Friday particular, el conjunto de Pepe Mel firma su mejor arranque de la historia fuera de casa una semana después de firmar el peor arranque dentro. Así es, un Betis bipolar. Desde que cayera en el Bernabéu con un abultado 5-0 en la segunda jornada liguera no ha vuelto a perder lejos del Villamarín, todo lo contrario, ya que de 18 puntos que suma en el casillero 14 de ellos han sido conseguidos a domicilio.

Resulta cuanto menos curioso que el Betis sea el peor equipo local de Primera División jugando cada fin de semana con el apoyo de más de 30.000 personas. ¿Presión? ¿Ansiedad por hacer las cosas bien delante de su afición? Lo cierto es que los béticos no ven ganar a su equipo en casa desde septiembre que lo hiciera frente a la Real Sociedad.

También volvió a encontrar las buenas sensaciones que se habían perdido en los últimos encuentros y, por fin, Pepe Mel alineó a Dani Ceballos en su sitio, donde el niño es puro espectáculo, en la mediapunta. Otro que derrochó esfuerzo y buen hacer fue Joaquín, el capitán, por no hablar del goleador Rubén Castro quien suma y sigue y con sus goles ha dado 10 puntos al equipo.

Una vez hechos los deberes a domicilio, urge solucionar lo de casa. El próximo sábado nueva oportunidad para puntuar ante el Celta. Esta vez no valen excusas.

Sobre El Autor

Cris Olid

“A todo el que se ponga la camiseta del Betis le tiene que hervir la sangre verde. Y al que no le guste que se vaya a otro club. Es una filosofía que hay que inculcar.” Sebastián Alabanda.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.