Buscaba la U.D. Las Palmas acabar con la sequía de victorias fuera de casa y no parecía Anduva -campo donde sólo conoce la derrota- el mejor escenario para conseguirlo. Y no lo fue.

Pedro Martín se encargó de alargar la mala racha canaria a domicilio con dos goles que dieron la victoria al Mirandés y dejaron sin valor el tanto del empate de Araujo nada más volver del descanso. El primer gol del partido lo metió el malagueño en el minuto dieciocho y, paradójicamente, ayudó a los visitantes a entrar de golpe en el partido y a crear situaciones de peligro, principalmente entre tres hombres: Roque, Ortuño y Araujo. Los canarios no supieron definir bien y se marcharon al descanso perdiendo por la mínima. Sin embargo a los cinco minutos de la reanudación Araujo no perdonó -por algo es el máximo goleador del equipo- y puso el 1-1 en el marcador. En el 69 Pedro Martín se convertía en héroe local y en verdugo de Las Palmas, que tuvo el empate en la recta final; pero no era día para romper maleficios.

Y es que no ha sido esta una buena semana para la U.D.Las Palmas. Empezó a torcerse con la grave lesión de Nauzet el pasado jueves durante el entrenamiento en Barranco Seco. El jugador sufrió una “luxación acromio clavicular de grado cinco”, fue operado el pasado viernes de la clavícula derecha y se perderá lo que resta de temporada. Y ayer los de Paco Herrera dejaron escapar una segunda plaza que habían logrado arrebatar al Girona en el importante duelo entre ambos la semana pasada. Y es que los puestos de ascenso directo a Primera División están muy cotizados… y disputados. La cabeza de la tabla de la liga Adelante cambia cada semana en una preciosa lucha en la que la U.D.Las Palmas sigue teniendo cabida.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.