Marianela Szymanowski es una de las figuras más destacadas del Rayo Vallecano femenino. A esta argentina de familia futbolera, (su hermano juega actualmente en el C.D. Leganés) que lleva media vida en España, y a quien las lesiones no consiguen parar, le caracterizan una sonrisa permanente, las ideas muy claras y su absoluta e irremediable pasión por el fútbol.

-¿Cómo ves al Rayo esta temporada?

A principio de temporada nos comunicaron que el cuerpo técnico iba a cambiar, todos son nuevos, muchas de las jugadoras son jóvenes y es su primer año así que tal vez todo eso hizo que no tuviéramos un inicio demasiado bueno. Creo que ahora estamos saliendo de esa mala racha en la que habíamos entrado durante casi toda la primera vuelta. El equipo ha cambiado esa dinámica y espero que sigamos consiguiendo puntos como estamos haciendo ahora.

-¿En el vestuario tenéis la sensación de estar en una zona de la tabla más o menos tranquila?

Sí es verdad que estamos en una zona tranquila pero el objetivo de este equipo no es mantener la categoría ni mucho menos. Queremos seguir en la dinámica de cada año que es meter al equipo en Copa de la Reina.

-¿A nivel personal cómo te encuentras?

Vengo de estar casi cinco meses lesionada. Eso hizo que no estuviese del todo en la dinámica con las compañeras dentro del estadio porque por circunstancias del club, me tuve que tratar por mi cuenta y estuve un mes y pico en Barcelona. Cuando iba a los entrenamientos veía que las compañeras no tenían alegría porque estábamos perdiendo partidos y al final te pones triste. Yo después de la lesión jugué dos partidos, en el último los 90 minutos. Estoy saliendo de la lesión y lo que voy a intentar es ayudar al máximo al equipo de la manera que sea. Ya sean 20, 30 o 60 minutos. Ese es mi objetivo personal.

-¿Por qué tuviste que ir a Barcelona a tratarte?

A ver cómo te lo explico….Hace dos años tuve una lesión muy larga de rodilla. Estuve más de dos años sin jugar. Cuando estaba en el Atleti, en 2011 me fichó el Rayo lesionada y justo me fui a Argentina, formando parte del Atleti, que me habían convocado, y en ese viaje me ofreció el Rayo venir al club. Como iban a jugar la Champions no me lo pensé, hablé con Lola Romero (presidenta del Atlético de Madrid) y se llegó a un acuerdo para que me dejara irme del club. Estuve dos años dando vueltas con el tema de la rodilla porque no me operaron bien ninguna de las dos veces y tuve una serie de problemas y eso fue lo que me hizo buscar ayuda en otro ámbito. Fui probando hasta que di con el Doctor Cugat, fue como encontrar un ángel en el camino. Me quedé rehabilitando en Barcelona y me curé con él. La Quirón es como un templo de dioses para mí. Lo que digan ellos va a misa.

-¿Cómo crees que está actualmente el fútbol femenino?

Últimamente los medios se están volcando más con el fútbol femenino, cada vez se televisan más partidos y por eso la gente está siendo partícipe y se está acercando más a los campos. En el Sporting de Huelva-Barça había 1.500 espectadores en la grada, en un derbi vasco puede haber 2.000 espectadores…Aunque estamos todavía muy lejos de llegar a tres partes de lo que es el fútbol masculino. Sí ha crecido mirando el femenino individualmente. Tuvo mucho que ver el Mundial, le dio mucho ‘boom’ el que se viese que el país estaba compitiendo contra las mejores del mundo hizo que la gente se interesara.

-En el Rayo habéis pasado en dos años de que el presidente Raúl Martín Presa quisiera retirar el presupuesto al equipo a que haya firmado un convenio de colaboración con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para la realización de actividades en el ámbito del deporte femenino. ¿Se ha notado ese cambio?

No. En el club nada. El presupuesto de este año sigue siendo el mismo que cuando decidió dejar de invertir en el femenino. Hoy en día es lo mismo porque esto lleva tiempo, hay que darle un margen. Tenemos muchas esperanzas de que la temporada que viene sí se note.

-¿Crees que se va a notar?

No lo sé. Muchos años se ha dicho que se iba a invertir y al final no era así. Depende de muchas cosas, de si el equipo masculino mantiene la categoría por ejemplo y de la situación del club en general.

-Así que aunque fueseis campeonas de Liga vais a remolque de lo que haga el equipo masculino.

Todos los equipos que forman parte de clubes grandes como la Real Sociedad, el Athletic, el Barça dependen de su equipo masculino y de lo que el presidente quiera invertir en el femenino.

-Siempre dices que para ti la familia es muy importante, ¿hiciste presión para que tu hermano (Alexander Szymanowski) fichara por el Leganés?

Sí. Pero no para que estuviera cerca de mí sino porque yo siempre voy a querer lo mejor para mi hermano, lo que más le convenga. Antes de salir de Dinamarca tenía ofertas de otros países pero su lugar está en España, es donde tiene que triunfar, es lo que quiere él y toda la familia. Aquí tiene a su gente y sus amigos. En el Recreativo de Huelva lo había hecho muy bien. Yo tenía la intuición de que le iba a ir muy bien. Es un club serio. Y un equipo que se suponía que era de mitad de tabla al final, mira. Tan mal no le fue.

-Menuda intuición. ¿Ascenderá?

Por corazón te voy a decir que sí porque es lo que quiero. Objetivamente el Leganés tiene un equipazo, desde el delegado, el utillero o el que no juega. Absolutamente todos. Tanto humanamente como deportistas. Y el entrenador que tiene un papel súper importante. Eso, que es lo más difícil, lo tienen. Se le están dando los resultados así que es probable que sí. Para los que es menos probable es para los que están debajo del Leganés.

-¿Qué les dices a las niñas que quieren ser futbolistas?

Primero que disfruten de su etapa de juventud. Hay padres que a veces no están muy acertados. A los 13 te tienes que divertir. Cuando son juveniles, si lo tienen claro, que sean lo más profesionales posible. A mí me gusta estar bien, cuidarme con la comida. Si quieren triunfar deben tener mucha constancia y superar los sufrimientos que se encuentren porque si no se quedarán en el camino.

-Tu frase es: “Solo quien tiene las metas claras triunfa, a pesar de las adversidades”.

Esa frase viene a raíz de la lesión de rodilla. Tuve muchas y venidas de emociones pero en ningún momento pensé en dejar de luchar. Sí pensé que a lo mejor no volvía a jugar porque muchos médicos me lo decían. Yo sabía que me iba a seguir encontrando obstáculos en el camino porque en el fútbol, como en la vida, no todo es fácil. Me recuperé gracias a la pasión que tengo por el fútbol. Si no tuviera tanta a lo mejor al año de estar lesionada habría dejado de insistir. El pensamiento de esa frase me hizo llegar hasta el final para que un día cambiase todo y me pudiese recuperar. Yo tenía claro que iba a volver a jugar al fútbol. Quiero triunfar y dar lo mejor de mí. Más claro que eso no tengo nada en mi vida.

[Imagen destacada: Alexander Szymanowski]

Sobre El Autor

Antía André

"Ningún jugador es mejor que todos juntos". Alfredo Di Stéfano.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.