Hace no demasiado tiempo en un país no muy lejano, el Real Madrid rezaba para que los segundos se convirtiesen en minutos y los minutos… en minutos más largos. Ayer pedían todo lo contrario. El Madrid agonizó ante el Schalke 04 hasta el pitido final.

Podría tirar de frases como “a Ancelotti le faltaban hombres importantes” o la clásica “son alemanes”, pero lo cierto es que ese equipillo germano puso contra las cuerdas al, hasta hace muy poco, todopoderoso campeón de Europa.

Pocos detalles más hay que añadir a un choque en el que destacaron los errores tanto individuales como colectivos y que fue tormentoso para los de Ancelotti de principio a fin. Una noche para olvidar. Y no solamente porque el rival consiguiera batir la meta de Casillas hasta en  cuatro ocasiones, sino porque algunos de sus fieles nobles y bélicos adalides empiezan a cansarse.

El Bernabéu premió al Schalke 04 con una ovación, al menos los aficionados que quedaban en sus asientos, y castigó al equipo de su corazón con silbidos. Y no con algunos sueltos, si no con una pitada monumental, de las que no se recuerdan en Chamartín. También se veían en las gradas varios pañuelos de color blanco. Supongo que pedían la oreja de Ancelotti.

Después del partido recibí un mensaje que decía: ¿qué ha pasado con el Madrid? Pensé que ojalá tuviese la respuesta y la fórmula para arreglar lo que le ocurre al vigente campeón. Un gol más y se habría acabado el sueño europeo. Que sí, la Décima, pero defender un título también es importante. Demuestra además de mérito, constancia y sacrificio. Y compromiso, algo que últimamente les falta a los jugadores merengues.

Los vikingos han pasado con más pena que gloria a la siguiente fase, pero cuando la ley del mínimo esfuerzo funciona, le vas cogiendo el truco. En este caso, y como diría un político cualquiera, además de ser bueno hay que aparentar serlo.

El último mensaje decía: A ver quién les toca en cuartos. Eso  es preocupación. De momento, tienen unos días para prepararse el Clásico. Eso es miedo.

Sobre El Autor

Antía André

"Ningún jugador es mejor que todos juntos". Alfredo Di Stéfano.

Una Respuesta

  1. Blog Fútbol y Listo

    Interesante análisis, aunque la palabra “asco” del título me parece excesiva. Tampoco creo que haya que sentir miedo del Barça. El Madrid tiene potencial de sobra para volver a vencerles en Liga. Pero hay que dar un vuelco a muchas cosas, eso es claro. Gran artículo, saludos.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.