No me gusta. No me gusta lo que se vio, para nada. Son de esas situaciones, partidos, derrotas en que como culé prefieres cubrirte el rostro y no ver nada. El FC Barcelona es mucho más que eso, puede dar mucho más de sí, y sin restar ni un ápice a lo bien que jugó nuestro rival…no somos lo que se vio. ¿Dónde estaba la lucha por el partido? ¿En el mal comportamiento/ejemplo que dio por ejemplo Jordi Alba o Neymar al final del encuentro? Perder los papeles no va con nosotros. NO Y PUNTO. Ni aunque vayamos perdiendo, porque esa situación, la de ir por detrás en el marcador se debió a que no se supo enfrentar a un rival que nos ganó y de buena manera.

Siempre he creído que hay que saber ganar, pero también hay que saber perder.Y más después de tanto tiempo. Llevábamos 8 temporadas sin saber lo que era quedarnos sin anotar en Liga. Claro que sabíamos lo que era irnos con un empate a 0, con una derrota…pero no dejando la portería rival a 0 y con goles encajados en la nuestra. Parece raro, se nos puede hacer hasta complicado pensarlo pero así es. La temporada 07/08 fue la última vez que nos sucedió y este fin de semana, el Málaga nos lo ha vuelto a hacer. 0-1. Buen partido de los andaluces y malo, bastante malo, por nuestra parte.

Parecía que muy pocos conjuntos sabían cómo plantar cara al Barcelona. Pero también a nosotros nos queda mucho por aprender. Ahora que ha dejado de ser el Barça de Pep, de Tito, de ‘El Tata’ y que por fin es el de Luis Enrique, se puede hacer un cierto balance. El técnico conoce a sus jugadores, ya ha dado alguna que otra polémica y reconoce como el que más, que los errores se han cometido, y son los que obviamente nos han costado el triunfo, los tres puntos y la posibilidad de liderato. Nos ha faltado “equilibrio y paciencia”, esas son, según Lucho las palabras clave que han hecho que merezcamos este resultado.

No somos invencibles, nunca lo hemos creído, no al menos yo y como yo muchos más culés. No tenemos una varita mágica que nos haga saber cuándo y dónde atacará el rival ni cómo se comportará sobre el terreno de juego. El fútbol es así, impredecible. Si a eso se une que no fue el mejor día, ni a nivel individual ni tampoco colectivo…ahí está el resultado. El Camp Nou enmudeció el 21 de febrero con la victoria del Málaga. Pero los culés seguimos confiando en nuestro equipo, tropiezos los hay en todos lados y no será el primero ni el último. Hay que seguir depositando nuestra confianza en el conjunto, en su técnico, en su buen hacer y pensar en nuestro próximo rival. El equipo hablará de nuevo sobre el campo este martes, pero lo hará frente al Manchester City y en competición europea, la Champions llega de nuevo para el Barça. Esperemos que, como de todo se aprende, se haya aprendido de este último encuentro y no se repitan los mismo errores.

Por costumbre tengo ya finalizar mis artículos sobre los blaugrana con el mismo “grito” de ánimo, de aliento hacia el equipo, de apoyo a unos colores y de amor a un escudo. ¡VISCA EL BARÇA!

Sobre El Autor

Cris De León

"Malo no es soñar, malo es quedarse dormido y desperdiciar las oportunidades." Andrea Pirlo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.