Aunque pierda, aunque empate, un atlético nunca decae y más cuando hay un objetivo de por medio, por mucho que piensen que no lo hay porque la Liga es imposible y por estar fuera de Copa del Rey y Champions League. El fin es claro, conseguir el tercer puesto. Ahora mismo el Atleti está situado en esa posición tan valiosa por la que se pelean dos equipos más, Valencia y Sevilla. Por lo tanto, es hora de mantenerlo y de forjar una coraza para que nadie pase sobre él.

Solo cinco partidos para lograr ese objetivo y por supuesto, todas las esperanzas en que Simeone conseguirá lo más preciado de esta temporada y por el mínimo que se lucha cada año. Y esto se podrá alcanzar con el hombre de moda de la capital: Antoine Griezmann. El francés es el ‘Pichichi’ del conjunto rojiblanco con 22 tantos, gracias a los dos goles que marcó frente al Elche. Es el tercer doblete consecutivo en Liga del galo, ya lo hizo con Málaga y Deportivo, y el sábado con los ilicitanos. De hecho, iguala a Diego Costa (en la pasada campaña) la racha de cinco jornadas consecutivas marcando. El ‘niño de oro’ del Atleti demostró que es insustituible y que el ‘Cholo’ se equivocó quitándolo del campo el día de la vuelta de los cuartos de final de la Champions contra el Madrid.

Un ‘niño de oro’ que no para de marcar goles para los rojiblancos, hazaña que le vendrá bien al equipo de Diego Pablo Simeone en estas últimas cinco jornadas. Villarreal, Athletic, Levante, Barcelona y Granada. Las cinco piedras que le pondrán el camino difícil para mantener y lograr ese ansiado tercer puesto. Lo bueno es que el Atleti tiene margen como para dejar escapar tres puntos, pero no más, en estos encuentros que les quedan. Con el ‘niño de oro’ y con la esperanza de los atléticos puesta en Simeone por verse en Champions al año que viene, así es como se va a afrontar esta recta final de Liga. Porque el objetivo que tiene y ha tenido este Atleti esta temporada siempre ha sido el tercer puesto.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.