La Copa América es el torneo más antiguo de selecciones y actualmente se disputa con doce participantes. En Chile 2015, además de México, un participante habitual, la jugará Jamaica.

Tras aquella primera edición de 1916 con cuatro participantes, diferentes motivos hicieron que el número de los mismos sufriera altibajos hasta lograr el punto máximo en 1975, con diez, y conseguir mantenerse hasta la edición de 1991.

Tres años más tarde, la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) decidió aumentar el número de participantes a doce y de esta manera, jugar la fase de grupos con tres series de cuatro equipos cada una y asegurarse la venta de más partidos a la televisión.

Pero había un problema: CONMEBOL solo tiene diez afiliados, que son, ni más ni menos, los diez países que están geográficamente dentro de Sudamérica. Por este motivo, para completar los doce participantes, había que invitar a dos selecciones afiliadas a otras asociaciones continentales.

De preferencia CONCACAF

La Confederación de Fútbol del Norte, Centroamérica y el Caribe, es la que más invitados ha aportado a la Copa América. De sus afiliadas, México es la que más veces ha participado, un total de 9, donde ha salido muy bien parada, pues obtuvo tres medallas de bronce (1997, 1999 y 2007), y dos de plata (1993 y 2001).

En Chile 2015, el Tri de un ausente delantero de Real Madrid, Javier Chicharito Hernández, completará su novena presentación.

La segunda selección más invitada es la de Costa Rica del también madridista Keylor Navas, que participó en cuatro ediciones (1997, 2001, 2004 y 2011), aunque hasta el momento no se clasificó a las fases finales.

En tercer lugar aparece Estados Unidos (1993, 1995 y 2007), que tuvo su mejor participación en el año 1995, cuando acabó en el cuarto lugar. Apenas una invitación ha tenido Honduras (2001).

Un solo ‘extranjero’

Más allá de las especificaciones geográficas, y de que el continente se divide en dos Confederaciones, América es una sola, por lo tanto, hay una sola selección invitada considerada ‘extranjera‘, y esa es Japón.

Los nipones disputaron la Copa de 1999, donde culminaron en la última posición tras perder todos los partidos, y estuvieron a punto de sellar su segunda participación en la edición de Argentina 2011, pero dos meses antes de que comenzara a rodar el balón, notificó que no se presentaría a causa  de la crisis generada en el país asiático por el terremoto y posterior tsunami padecido ese mismo año.

España pudo ser la segunda selección ‘extranjera’ en participar. Hubo sondeos, pero los entonces campeones del mundo rechazaron la oferta para no cortar las vacaciones de sus futbolistas y el lugar de Japón fue ocupado por Costa Rica.

El estreno de Jamaica

Si bien la idea inicial era contar nuevamente con un equipo extranjero, tanto Japón como China declinaron la invitación y, nobleza obliga, se recurrió ‘a los de casa’.

De esta manera Jamaica, ubicada en el puesto 75 del Ranking Mundial FIFA y que está en ascenso, se estrenará en la Copa América ante el vigente campeón, Uruguay, que sin Luis Suárez intentará revalidar el título.

Además, deberá enfrentarse a la Argentina de Lionel Messi, y al siempre difícil Paraguay, vigente vicecampeón, por lo que el desafío será muy duro.

Jamaica tiene cuatro futbolistas jugando en el extranjero. Ellos son el defensa de 22 años Michael Hector, del Reading de la segunda división de Inglaterra; el mediocampista de 26 años Giles Barnes, de la Major League de EE.UU., quien llegó a disputar partidos con la selección sub 19 de Inglaterra; y los futbolistas del Norwich inglés, el delantero de 27 años, Lewis Grabban y el atacante de 26 años, Ellliott Benett.

El último partido oficial de los ‘Reggae Boys’, entrenados desde 2013 por el alemán Winfried Schäfer, fue por la clasificación continental ante Trinidad y Tobago, a quien venció en penaltis, después de empatar sin goles en el tiempo reglamentario. Luego disputaron dos amistosos, ante Venezuela y Cuba a quienes ganaron 2-1 y 3-0 respectivamente.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.