Morir con las botas puestas

Dicen que cuando tienes algo en mente, cuando confías en ello, cuando lo tienes claro, cuando no dudas ni un segundo de que ESO es lo que realmente deseas, hay que ir a por ello sin dudarlo. Hay que darlo...