Santa estrategia

Balaídos era el escenario y el Celta de Vigo el actor que acompañaba sobre el césped al FC Barcelona. Todo hacía presagiar que los culés íbamos a disfrutar con un partido de esos que se antojan...