La tercera jornada de la Liga Iberdrola estuvo marcada por el pleno de victorias de los equipos locales con la excepción del partido disputado en el Karla Lekuona que acabó con empate.

El Valencia sigue firme en los puestos cabeceros con otra nueva goleada, en esta ocasión ante el Fundación Albacete. La goleadora gallega Mari Paz Vilas ya había marcado dos goles antes de acabar el primer tiempo, el primero en el minuto 12 y el segundo justo antes de acabar esta vez de penalti, el mismo que ella misma había provocado. Los otros dos goles fueron obra de Marianela Szymanowski. El equipo che es junto al Barcelona el equipo más goleador, lo que dice mucho de la ambición con la que han empezado las jugadoras de Cristian Toro.

Segundo partido ganado por el equipo extremeño. El Santa Teresa no se dejó sorprender por el recién ascendido Betis, que aunque tuvo sus ocasiones no supo materializarlas. Al descanso el marcador lucía un dos cero a favor de las locales, ambos fruto de sendas jugadas a balón parado. Las goleadoras en esta primera mitad fueron Chica y Lima.

Aunque el Betis siguió teniendo ocasiones el reanudar el encuentro se toparon una y otra vez con una pared llamada Mainguy.. El tercer gol en subir al marcador vino como consecuencia de una desafortunada jugada que acabó con gol en propia puerta.

El Levante quería volver tras el parón por los compromisos internacionales de la selección con una victoria. Patricia Larque lograba una y otra vez desbaratar los constantes ataques de las locales, hasta que la gran delantera mejicana Charlyn consiguió enviar el esférico al fondo de las mallas en el minuto 37. Antes de acabar el primer periodo, una jugada a balón parado dio el segundo gol al conjunto levantinista mediante Maitane, que hizo valer su altura para marcar de cabeza. La jugadora americana al igual que su equipo no se conformaba con los goles conseguidos y anotó ya en la reanudación e irse con un doblete en su cuenta particular.

El domingo siguió con la misma dinámica de dominio local, siendo el Athletic y el Atlético los equipos que conseguirían unos marcadores realmente abultados.

El actual campeón dolido aún por su empate en la segunda jornada, no dio ninguna opción al equipo canario. 7 fueron los goles marcados por las rojiblancas, que salieron desde el primer minuto al ataque y así lo demostraba su alineación inicial. Un potente equipo ofensivo que aun así no marcó su primer gol hasta el minuto 20. La ambición del equipo de Joseba Aguirre no parecía tener fin, y no dejó de presionar muy arriba al Tacuense, que intentó sin éxito contener la continua avalancha de las jugadoras vascas. Aparte de la actitud del equipo, la mayor ovación se la llevó Nekane Díez que volvía a un terreno de juego después de 9 meses y de haber superado una grave lesión. Y qué mejor vuelta para una delantera que haciendo un gol. El resto de goles fueron obra de Yulema Corres 3, Lucía García 2 e Irune Murua.

El Rayo sigue sumido en una racha negativa y aun marcar su primer gol en la liga, nada pudo hacer ante un Granadilla que sigue demostrando un año más que no es fácil doblegarlo en su casa. Al final del primer tiempo parecía que el partido podía llegar al final igualado, ya que al gol de la local Eva Llamas respondió con otro tanto la rayista Carreño. Pero nada más lejos y los goles Ana González y María Estella dejan al Rayo Vallecano en el último puesto de la tabla.

Tablas en el Karla Lekuona. Partido igualado que se le pondría de cara al equipo local por medio de Silvia Ruiz. La vasca marcó uno de los que seguro será uno de los goles de la temporada. Aprovechando su potente disparó para lanzar un cañonazo que se estrelló en el larguero, subió como 10 metros y al caer cogió un efecto que hizo que el balón se introdujera en la portería. El Sporting de Huelva no se conformaba con el resultado y marcaba por mediación de Anita de penalti. Una nueva pena máxima ya en el tiempo de descuento pudo dar el triunfo a las andaluzas, pero esta vez Anita no logró transformarlo y ambos equipos se tuvieron que conformar con las tablas.

La Real Sociedad lleva unas últimas temporadas en las que va incrementando su nivel como equipo, y sus partidos contra el FC Barcelona suelen ser una buena muestra. No se lo puso fácil el conjunto guipuzcoano a las catalanas, que tuvieron que echar mano de su oficio para hacerse con los tres puntos. La Real se mantenía muy bien plantada  en el terreno de juego y  sabiendo muy bien cómo tenía que jugar al siempre temible conjunto azulgrana. Ambos conjuntos tuvieron sus ocasiones pero ninguno conseguía materializarlas. Esto hizo que no fuese hasta la segunda mitad y tras los primeros cambios de Llorens que el conjunto local anotara. Alexía Putellas aprovechaba el rechace de un remate que ella misma enviaba al poste tras un pase de la recién incorporada Marta Torrejón. Los cambios de Llorens seguían dando su frutos ya que la Olga García conseguía anotar habiendo salido desde el banquillo en la segunda mitad.

La jornada dominical acababa igual que comenzaba, con una goleada del equipo local y también rojiblanco. Las madrileñas se fueron al vestuario con un gol a favor que la visitante Inés Juan metía en propia puerta. Nada más reanudarse Esther ponía el 2-0 en el luminoso. El festival de goles llegaría en el último cuarto de hora del encuentro con otro gol de Esther y un hat-trick de la de casi siempre, la delantera internacional Sonia Bermúdez, que deja de momento a las pericas al borde del descenso con un solo punto en su casillero.

Una jornada llena de goles y de dominio local que da paso a la cuarta jornada, una jornada en la que el Athletic Club y el Barcelona deberán  olvidar su inminente participación en una nueva Champions.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.