Cada partido, vuelvo a estar a tu lado y cada temporada tenemos una nueva ilusión, comenzamos a soñar con los objetivos marcados que para nuestro Madrid es conseguir el todo, conseguir el triunfo en todas las competiciones.

El pasado miércoles, en el minuto 87 con ese gol de Chicharito, el suplente de oro tras una jugada de James y Cristiano, encajó en la portería del Atleti un gol que es un nuevo sueño, nuestro sueño con la final de Berlín. Tras la euforia del momento y la celebración que duró más de una hora después del partido, el Bernabéu se quedó para disfrutar con los suyos de esta ilusión, cantando y ondeando banderas a ritmo madridista. Tras esta euforia, cerramos los ojos y comenzamos a soñar, porque tenemos un nuevo objetivo a pocas semanas de conseguirlo. Tuvimos que esperar hasta el viernes para conocer los nuevos cruces en semis y la fortuna que era cruzarse con la Juve una temporada más en Champions. Es oír Juventus y que recuerdes aquel viejo sueño cumplido, llamado Séptima. Y como en los sueños, la imaginación empieza a correr y a ilusionarse y en este sueño que va más allá, empiezan los maravillosos cálculos y qué pasará si el Madrid gana a la Juve… y si llega a Berlín.. qué pasará si se cruza con el Bayern… o contra el Barça. Tu sueño se decanta por el enemigo íntimo y prefiere una final contra el Barcelona, ¿por qué? Porque es un sueño triunfante, soñar con la final en Berlín contra el Barça y soñar que se cumple, que se gana la undécima y se gana la undécima al Barça, un año después de haber ganado la décima al Atleti. Nunca tuve un sueño mejor. Si este sueño se hace realidad, no necesitaremos nada más. Siempre habrá sueños por cumplir, pero este sueño, pasaría a ser el mejor sueño de un club que cumple sueños de millones de personas. Es un sueño que solo los madridistas pueden conseguir. Y sabemos que los sueños madridistas se cumplen.

¡Felices sueños, Hala Madrid!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.