La octava jornada en la máxima categoría femenina se saldó según lo previsto. Los cuatro primeros clasificados siguen con paso firme, no tuvieron piedad de sus rivales y solventaron sus compromisos con goleadas.

En el partido que inauguraba la jornada el Atlético de Madrid le endosó una manita a un Oiartzun que no sabía lo que era perder en el Karla Lekuona (0-5). Las gipuzkoanas aguantaron las acometidas de las colchoneras en los primeros 25 minutos pero una vez Noelia abrió la lata fue un no parar. El gol de Esther a uno del descanso y el de Sonia a la hora de juego destrozaron anímicamente al cuadro de Jon Alkorta que acabó por encajar otros dos –ambos de Kuky–­ en la recta final.

Pese a la derrota, las oiartzundarras mantienen una renta de tres puntos sobre la zona de descenso, en tanto que el Atlético se mantiene como líder pero con los mismos 22 puntos de un Athletic que se deshizo sin problemas del colista Collerense (0-3). La central Irene Paredes inauguró el marcador a los 17 minutos lo que le convierte en la máxima goleadora de la plantilla con 4 dianas justo por delante de Erika (3) que fue quien estableció el 0-2 nada más volver de vestuarios. Por su parte, la centrocampista Joana Flaviano celebró su partido 200 con la elástica rojiblanca cerrando el marcador en el minuto 57.

Con dos puntos menos, y en tercera posición, se sitúa el Barcelona. Las catalanas venían de empatar en casa ante el Sporting Huelva y esta vez le tocó al Fundación Albacete pagar los platos rotos. El 0-10 final refleja la abismal diferencia que hubo sobre el terreno de juego. La extremo Alexia Putellas, autora de cuatro de los primeros cinco goles, lideró una fiesta culé a la que se fueron sumando Olga, Bárbara (2), Baudet, Jenni Hermoso y Guijarro.

21 goles encajados en los últimos tres partidos y 38 en ochos jornadas es el bagaje de un Albacete que, pese al correctivo, mantiene tres puntos de diferencia respecto al decimoquinto Oviedo Moderno que cayó a su vez ante la Real Sociedad. A las donostiarras, cuartas y a tres de la cabeza, les bastaron 45 minutos para sacar adelante el envite. Leire Baños, Manuela Lareo y Eguzkiñe Peña fueron las autoras de los tres goles de un choque al que le sobró la segunda mitad.

El próximo fin de semana las realistas se las verán con su más inmediato perseguidor, el Granadilla Tenerife Sur que también se apuntó a esto de las goleadas al arrollar por 1-4 a la Santa Teresa. En esta ocasión las tinerfeñas sufrieron algo más de la cuenta puesto que se vieron por detrás en el marcador al filo de la media hora tras transformar Chica un penalti. Lejos de venirse abajo, las pupilas de Ayala reaccionaron y antes del descanso Silvia ponía el empate. Ya en la segunda mitad, en el 58, Carla logró voltear el electrónico y en los últimos compases Maria José y Ana establecieron el definitivo 1-4.

Y por detrás del Granadilla se sitúan tres equipos empatados a doce puntos. Los dos primeros, Levante y Espanyol se daban cita en campo del segundo y la victoria, la que supone la cuarta consecutiva, cayó del lado granota (0-2) gracias a dos goles que llegaron en los últimos diez minutos de la contienda y que llevaron la rúbrica de Maitane y de Charlyn Corral, que se mantiene con ocho dianas en lo alto de la tabla de máximas realizadoras junto a la blaugrana Jennifer Hermoso.

El Transportes Alcaine, por su parte, no supo aprovechar el haberse adelantado en el marcador en su partido ante el Sporting de Huelva. El gol de Cardona a los cinco minutos fue contestado sólo diez después Jennifer Benitez y tras el descanso la lógica acabó por imponerse. Las andaluzas demostraron porqué son las campeonas de Copa y con tantos de Sandra y Marina Martí culminaron una remontada que les aúpa a la décima plaza donde suman ya 9 puntos, uno menos que el Valencia que no pasó del empate ante el Rayo Vallecano.

Las chicas de Cristian Toro mandaron desde el minuto tres en el marcador gracias a un gol de Karol Férez pero los nervios y el empuje local les hizo perder dos puntos en los últimos compases del choque. A falta de poco menos de un cuarto de hora para el final Saray se sacaba un lanzamiento de falta directo al que no supo responder la arquera visitante y que supone un punto que les hace salir a las madrileñas de la zona de descenso.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.