El Zaragoza, un equipo humilde que quiere retornar a la categoría absoluta como antaño, se está complicando la vida para volver a Primera. El equipo de Ranko Popovic desplegó un buen juego hasta mediados de febrero. La victoria en Pamplona fueron los últimos tres puntos. A partir de ahí, una derrota y dos empates -el domingo contra el Llagostera a dos-. El único que se está dejando ver dentro de esta deblacle, en la que los maños no encuentran el equilibrio es el delantero, Borja Bastón, actual máximo goleador de la Liga Adelante.

A pesar de la mala racha, el conjunto maño permanece en la sexta plaza, tres puntos le separan del séptimo puesto, ocho del quinto y diez del primero. Pero ahí está, luchando contra viento y marea para intentar mantenerse en la liguilla de ascenso o para situarse en el primer y segundo puesto.

“Suma y sigue” y dar una alegría a la afición, eso será lo que pretenda Popovic este fin de semana contra el Mallorca, un equipo que se posiciona en medio de la tabla. Como bien ha asegurado el defensa maño, Jesús Vallejo, “tenemos que analizar los errores que tuvimos, yo el primero, y aprender para en Mallorca salir con todo y volver a la senda de los buenos resultados”.

Zaragoza entera quiere volver a la senda de los buenos resultados. Los aragoneses solo han podido sumar dos puntos en los últimos tres partidos, a lo que Vallejo ha calificado como “errores puntuales” y esos errores, en la Liga Adelante, se pagan caros y de qué forma. Pero aunque este fin de semana toque fuera de casa y a pesar de no tener el apoyo del público de La Romareda, los aficionados intentarán animar desde lejos y quién sabe si podrán llevarse una alegría desde la distancia si ganan los maños.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.