El coaching está de moda y en este juego que es el deporte más. La cita del Oviedo el domingo a las 18:30 en el Tartiere podría encajarse perfectamente como una presentación por tarjetas que llaman los coach. El juego consiste en lo siguiente: se reparten tarjetas con los nombres de los integrantes del curso (Ponferradina, Elche, Alcorcón, Mallorca, Córdoba, Valladolid, Llagostera, Osasuna, Lugo, Alavés, Huesca, Numancia, Tenerife, Bilbao Ath., Girona, Gimnástic, Albacete, Almería, Leganés, Mirandés, Zaragoza y Real Oviedo). Después se procede a entrevistar al compañero cuyo nombre salió en la tarjeta. Al Oviedo le salió el Lugo y han quedado el último día de la semana para darse a conocer. ¿Te gusta el juego?

oviedo

El equipo carbayón juega con el factor casa a favor pero en esto de la Segunda División… el Lugo parte con ventaja. Oviedo es una ciudad con 223.765 habitantes, y la entidad azul supera ya los 15.500 socios. De hecho, es el equipo con más adeptos de la Liga Adelante (le sigue el Córdoba CF con 15.143, aunque ya con la campaña cerrada). Lugo tiene una población de 98.560 vecinos y el CD Lugo no llega a los 3.000 socios. Pero Eibar es un pueblo que no alcanza los 30.000 habitantes y batió su récord de socios llegando a los 4.000 cuando ascendió a Primera la pasada campaña y ahí sigue (tan sorprendente es el caso que el Wall Street Journal sacó un reportaje sobre la hazaña del conjunto del Ipurúa).

El domingo no juega el escudo. El domingo ya no somos Goliat. El domingo no vale consolarse con el “volveremos”. Porque hemos vuelto, y ahora toca reivindicarse en el campo, con buen fútbol, con buen juego. Quienes ocupan las gradas ya han hecho todo por devolver al club a la LFP y ahora es el turno de que los que están sobre el césped hagan un buen papel en la liga. La humildad nos ha traído hasta aquí pero siempre susurrando eso de “el Oviedo debe volver donde se merece”, “éste no es el sitio que le corresponde”, etc. El domingo empezamos a ser uno más, ya no seremos especiales y nuestras batallas comenzarán a ser terrenales. Podemos preocuparnos de lo deportivo, que casi se nos ha olvidado cómo se hace. En Oviedo lo que se espera de este ascenso es poder oír a la gente hablar de FÚTBOL en las calles, SÓLO FÚTBOL; fuera los despachos, las ampliaciones de capital y todos esos tecnicismos económicos que hemos tenido que aprender a base de golpes de infortunio.

Estará Esteban, recordándonos nuestro pasado más glorioso, y le acompañará Cervero, para que nunca se nos olvide de dónde venimos y el largo y arduo camino que hemos recorrido para llegar adonde estamos. El domingo a las 18:30 vuelve un grande a la Liga de Fútbol Profesional y se presentará con humildad, como lo ha hecho los últimos trece años, pero consciente de quién es y qué representa. Como lo ha hecho los últimos trece años.

Susana Pandavenes @SPandavenes

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.