“Yo soy aquel, que cada noche te persigue
yo soy aquel, que por quererte ya no vive
el que te espera, el que te sueña
el que quisiera ser dueño de tu amor, de tu amor”

Raphael.

No sé muy bien porqué, en una charla entretenida con colegas futboleras y tras el esperado, a la vez que sorprendente, relevo de Mr. Ancelotti, esta canción me ha venido a la cabeza. Tal vez porque bebiendo para olvidar acabamos cantando por Raphael, para olvidar esta temporada en blanco en la que al final, y de momento, han pagado justos por pecadores.

Pero si hay una canción inolvidable que se escuchó por primera vez con la propia voz de “aquel“, no es otra que #HalaMadridyNadaMas. Ese himno que nos pone la piel de gallina a los madridistas al inicio de cada partido.

Esa melodía que nos regalaste, con emoción y simpatía, junto con la Décima. Por todo ello, gracias por venir. Gracias por haber sido parte de nuestra historia. Tendrá que ser suficiente.

Carlo habrá tenido equivocaciones, todos los técnicos a lo largo de una temporada las tienen, una temporada desperdiciada pasa su factura y el primero en perder el puesto es el técnico. Pero hoy no le voy a achacar sus errores, destacar de él que ha sido un técnico madridista ejemplar, un señor que un principio me costó aceptar pero con su décima bajo el brazo terminó por conquistarme, como nosotros conquistamos Lisboa.
Por ello sus errores pasarán a un segundo plano ya que solo podemos agradecerle sus servicios y pedirle disculpas por la exigencia de estar en el club más grande del mundo. A partir de ahora, suerte Míster, la afición y tus jugadores nunca te olvidaremos y allá donde vayas siempre tendrás nuestro apoyo. Por haber cumplido y por haber defendido el escudo madridista hasta que se te puso fin.

Tu voz cantando #HalaMadridYNadaMas nos llegó hasta lo más profundo de nuestros corazones blancos, ya perteneces a nuestra historia. Gracias C.A.

 

Sobre El Autor

Lara Molina

“La camiseta del Real Madrid es blanca, se puede manchar de barro, sudor y hasta de sangre, pero nunca de vergüenza.” Santiago Bernabéu.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.